MENU

¿Es la independencia el camino? Radiografía de Cataluña

Integración: un giro en América Latina

4 de julio de 2016

Celso Amorim: “la política externa debe ser activa y altiva, porque sino no es política externa”

Por Nabih Yussef

Organizado por el Instituto Lula en cooperación con el think tank alemán Friedrich Ebert Stiftung y el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), se presentó en una conferencia multitudinaria el ex canciller de Lula Da Silva, el embajador Celso Amorim, con importantes definiciones políticas sobre la gestión del ex mandatario brasileño y el actual gobierno de Temer en el poder.

Conmovido por la presencia multitudinaria de jóvenes, mujeres y negros en el auditorio, exclamó que era para él un orgullo ver la “cara de Brasil presente”, en clara alusión a las críticas que tuviera el presidente de facto Michel Temer por la composición de su gabinete ministerial, sin negros, ni mujeres. Un gabinete que incluso fue criticado por la prensa brasileña, por la escasa representación de las mayorías en un gobierno que no fue validado por las urnas.

El ex canciller destacó que el país se encontraba fuertemente fragmentado en una crisis política sin precedentes, “el impeachment de Collor unió al país, el impeachment de Dilma está dividiendo al país”, replicó. Al tiempo que criticó la actual política externa impulsada por el socialdemócrata José Serra, “no se puede hacer una política exterior solamente en relación a costos-beneficios”.

Actual canciller José Serra en visita oficial al presidente argentino Mauricio Macri

Actual canciller José Serra en visita oficial al presidente argentino Mauricio Macri

El político brasileño dejó en evidencia que aquellos que criticaron su política exterior, lo hicieron desde una mirada subordinada, que no entiende que “Brasil no puede tener una política exterior modesta porque Brasil no es un país modesto”. Para Amorim, estos grupos conservadores creen que el país solo debía reaccionar a la agenda internacional, pero durante el Gobierno de Lula, Brasil demostró participar y construir una agenda internacional, con lo que él llamó “una política externa activa y altiva”.

En un breve recorrido por su gestión, destacó los avances de Brasil en la constitución de un Consejo de Defensa en el marco de Unasur, porque contribuyó con el dialogo político ante los problemas de frontera. Como también el ambiente de paz relativa en la región, sentenciando que “paz y cooperación van juntas”, en alusión a la experiencia de Brasil como líder en cooperación sur-sur.

Lea también “Dilma Rousseff destituida” por Nabih Yussef

Finalmente al término de su exposición criticó el esquema de integración al que busca ingresar Argentina, la Alianza del Pacífico. Sentenció que el organismo es meramente un bloque comercial, sin acuerdos como los que posee el Mercosur, como son Derechos Humanos, cultura y libre movilidad ciudadana.

Si bien aún no se conocen las principales definiciones en política exterior del Gobierno de Temer, algunos analistas dan por sentado que el Mercosur pasaría a un segundo plano, en favor de los vínculos con las potencias tradicionales. Eso sí, si consigue continuar en el poder, ya que la Fiscalía del Estado sigue repitiendo su nombre en el caso de corrupción Lava Jato.

Al terminar su exposición Amorim concluyó “la política externa debe ser activa y altiva, porque sino no es política externa”.

[Copyright © Todos los Derechos Reservados. Licencia bajo CC BY-ND-SA]

Tags: , , , ,