MENU

Comercio ilegal de diamantes de sangre en el análisis...

Andrés Malamud: “Este es el gobierno más minoritario de...

3 de julio de 2017

Barcos de guerra: Pekín responde ante una provocación de Estados Unidos

El gobierno de China ha calificado de “provocación militar” el tránsito de un destructor estadounidense cerca de la isla Tritón, en el mar de la China Meridional. Pekín ha manifestado sin reparos “China urge de forma vehemente a Estados Unidos a detener inmediatamente ese tipo de operaciones de provocación que violan la soberanía de China y amenazan su seguridad”. Con estas palabras se refirió el portavoz de Cancilleria, según la prensa china.

La respuesta inmediata del gigante asiático, fue anunciar el envio de barcos de guerra y aviones cazabombarderos a la zona. Para Pekín “se usarán todos los medios necesarios para defender la soberanía y seguridad de China”.

El destructor con bandera estadounidense navegó a 12 millas náuticas de la isla Tritón, cuya soberanía es disputada por China, Vietnam y Taiwán. Sin embargo, Estados Unidos dijo que la embarcación realizaba un ejercicio para “demostrar la libertad de navegación”.

Esta es la segunda operación de este tipo que se produce desde la llegada a la Casa Blanca del gobierno de Donald Trump. En mayo, el USS Dewey navegó incluso menos de 12 millas náuticas de una isla artificial construida por China conocida como Arrecife Mischief, que forma parte de las islas Spratly, también en disputa.

El incidente de este domingo se produjo pocas horas antes de una conversación telefónica de Trump con su homólogo chino, Xi Jinping, prevista para la noche de este domingo. La prensa aún no ha dejado trascender lo hablado en esa conversación.

La respuesta estadounidense
Estados Unidos afirma que puso en marcha su programa de defensa de la libertad de navegación con el objetivo de hacer frente a las “demandas excesivas” sobre los océanos y el espacio aéreo del planeta. Un proyecto creado para promover la adhesión internacional a la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar.

Según el Departamento de Estado (la Cancillería estadounidense) este programa funciona en tres niveles: a través de representaciones diplomáticas, de operaciones reivindicativas realizadas por unidades militares estadounidenses y del diálogo bilateral y multilateral con otros gobiernos. La Casa Blanca afirma que Estados Unidos viene realizando esta tipo de actuaciones en China, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam.

La disputa
Pekín y Washington han sostenido una disputa sobre los territorios en el Mar del Sur de China desde hace siglos, pero la tensión ha aumentado constantemente en los últimos años, a partir de la creciente actividad de China en el lugar.

La zona es una ruta importante del transporte marítimo, una zona rica para la pesca, y se cree que tiene abundantes reservas de petróleo y gas. Varias islas y aguas son reclamadas por multiples países: Taiwán, China, Vietnam, Filipinas, Indonesia, Malasia y Brunei. Aunque buena parte del conflicto se centró en dos grupos de islas, las Paracelso y las Spratly.

China reclama la mayor parte del territorio, pues sostiene que sus derechos se remontan a hace siglos, por lo cual publicó un mapa en 1947 detallando sus demandas. Bajo el gobierno de Xi Jinping, China ha incrementado sus acciones para reclamarlas.

Una estrategia ha sido la construcción de islas artificiales e instalaciones militares en los arrecifes, al mismo tiempo que lleva a cabo patrullas navales en las aguas disputadas. Sin embargo, China niega las acusaciones de que esté militarizando la zona, pues dice que las instalaciones son para fines civiles.

Las crecientes tensiones en la zona mantienen en vilio al sudeste asiático. Un conflicto con este nivel de complejidad de reclamaciones, puede llevar a la coalición de países en contra de otros, lo que podría abrir lugar a una escalada de tensiones que el mundo hoy, no necesita.

Tags: , , , ,